Detoxificación: empieza el año cuidando tu salud

Detoxificación: empieza el año cuidando tu salud

La detoxificación es la eliminación de las sustancias nocivas acumuladas en el cuerpo que impiden su correcto funcionamiento.

Cómo se produce la detoxificación o «DETOX»

Nuestro cuerpo tiene herramientas naturales para realizar el proceso de detoxificación o “detox”. Los órganos que se encargan de eliminar los tóxicos del cuerpo son: hígado, intestino, riñones, piel, pulmones y sistema linfático.

En la detoxificación hay dos pasos. En el primero el hígado filtra de la sangre los residuos y los neutraliza, para que, en el segundo, se vuelvan más solubles en agua y así intestino, riñones y piel los puedan excretar con más facilidad.

Cuando el cuerpo está sano tiene la suficiente capacidad de depurar todas las sustancias nocivas, pero en muchas ocasiones el mal funcionamiento de los órganos, el exceso de toxinas, el estrés o la falta de descanso hace que se sobrepase la capacidad de limpiar y empiezan a acumularse.

Del buen funcionamiento de estos sistemas de limpieza depende en gran medida nuestra salud ya que ayudan al organismo a funcionar en sus niveles óptimos.

Las toxinas pueden proceder del exterior (mala alimentación, abuso de medicamentos, metales pesados de contaminantes ambientales, pesticidas, aditivos alimentarios, tabaco, alcohol, tejidos, pinturas, productos de limpieza, perfumes, cosméticos) y también se producen en nuestro organismo de manera natural durante el metabolismo (radicales libres, urea, ácido láctico, amoniaco)

Síntomas como dolores de cabeza, fatiga física y mental, trastornos del sueño, estreñimiento, celulitis, piel apagada, suelen ser indicadores de un exceso de toxinas. A largo plazo suelen provocar problemas médicos.

Ventajas de la depuración

Ayudará a fortalecer nuestro sistema inmunológico, preparándolo frente a posibles infecciones, como las de las vías respiratorias, tan frecuentes estas semanas de invierno.

Otras ventajas son la mejora en las digestiones, evitando el estreñimiento; la mejora de los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos en sangre; mejora de la presión arterial, combate la retención de líquidos, mejora en los niveles de energía y en el estado de ánimo, etc.

¿Cómo podemos ayudar a detoxificar nuestro cuerpo?

Es importante realizar de forma periódica tratamientos de drenaje y detoxificación, además de adoptar hábitos saludables en cuanto a nuestra alimentación y estilos de vida:

  • Dieta rica en legumbres, frutas y verduras frescas, ricas en antioxidantes y fibra. Hay que destacar las crucíferas, con el brócoli a la cabeza, que contienen sulforafano, compuesto que mejora drásticamente la capacidad del cuerpo para eliminar toxinas.
  • Realiza ejercicio habitualmente, ya que con el sudor se eliminan tóxicos por la piel.
  • Bebe al menos dos litros de agua cada día, porque el agua transporta estos productos de desecho, eliminándolos de manera eficiente al orinar, respirar o sudar.
  • Elimina el exceso de sal porque retiene el agua y evita que se eliminen los tóxicos disueltos en ella.
  • Elimina los azúcares ya que causan inflamación.
  • Come alimentos ricos en prebióticos (fibra que alimenta a las bacterias buenas del intestino) como las legumbres, ajo, cebolla, puerro, espárrago, avena y plátano, y podrás mantener saludables tus sistemas inmunológico y de desintoxicación.

También existen suplementos nutricionales que fortalecen y apoyan los procesos naturales de desintoxicación de nuestro organismo. Además, aportan los nutrientes necesarios para que éste pueda trabajar adecuadamente.

  • Plantas medicinales como el cardo mariano, por su alto contenido en silimarina, que actúa sobre las células del hígado, regenerándolas y combatiendo los hepatotóxicos. La alcachofa, rica en cinarina, que aumenta la secreción biliar muy útil en el caso de congestión hepática. El desmodium con propiedades drenantes. El hinojo evita la formación de gases intestinales, aliviando la pesadez, la hinchazón y las flatulencias. El romero estimula la producción de bilis, las funciones de eliminación del hígado y la digestión de las grasas. La cúrcuma es un poderoso antiinflamatorio. El boldo, grosella, diente de león, te verde, ulmaria…
  • Setas medicinales como el Reishi, Cordiceps, Shitake y Polyporus por sus propiedades antiinflamatorias, drenantes linfáticos, antioxidantes y protectores hepáticos.
  • Vitaminas del grupo B: estas vitaminas intervienen de forma muy activa en los procesos de desintoxicación hepática. Sin suficientes vitaminas B, la capacidad del hígado para desintoxicarse puede verse comprometida. Las fuentes alimenticias de vitamina B son las frutas, los vegetales, los granos enteros, los huevos, el hígado y la carne.
  • La vitamina C actúa como un antioxidante para eliminar los radicales libres del torrente sanguíneo.
  • Glutamina, este aminoácido juega un papel fundamental en el sistema inmunológico y la salud intestinal. El revestimiento intestinal usa glutamina para crear una superficie fuerte para la digestión, absorción y protección contra toxinas e infecciones.
  • El glutation actúa como el agente desintoxicante natural del cuerpo, neutraliza los radicales libres dañinos, elimina metales pesados y otras toxinas.
  • El ácido alfa lipoico es un antioxidante universal y ayuda al cuerpo a deshacerse naturalmente de los productos químicos tóxicos.
  • Minerales como sales de magnesio, zinc, cobre, molibdeno…

También sabemos que el intestino juega un papel muy importante en los procesos de limpieza, de drenaje, de desintoxicación general del organismo. Muchas personas son estreñidas, y este problema de estreñimiento genera una auto intoxicación por el propio contenido fecal.

En nuestra farmacia en Huarte encontrarás una amplia selección de complementos y suplementos nutricionales que contienen algunos de estos compuestos y han sido seleccionados por su calidad y eficacia. Pásate y personalizaremos estas ayudas.

Farmacia Ildelina Blanco

Farmacia Ildelina Blanco